3 sep. 2014

Hablando de madrugadas...

- Me siento cansado, he trabajado mucho mucho y creo que ya me voy.
- ¡Sale! Bye. Gusto en conocerte, descansa lo suficiente. ¡Te agrego al face!
- Adious cuídate.
....
Música electrónica de fondo... risas... alcohol...
...
Mucha gente
......
- ¿No que ya te ibas porqué estabas cansado? Ya te gané y ya me voy.
- Yo ya me voy. Me voy contigo.
- Ok, vamonos.
.............
- ¿Qúe le pasa a esa mujer? ¡Debe verse al espejo y no se compara con tu persona! -Él hablando de la gorda que lo asedió en toda la fiesta.
- ¡Gracias! ¡Hey! Hablando del rey de roma ¡Ahí viene! - Yo, agradeciendo el piropo y advirtiéndole que la gorda lo estaba correteando, y sonoramente le gritó:
- ¡Heyyy! What's your name?? You're very handsome!!!
- My name is "A...."
- "A..."?? Very nice!!
- Ia me voy, adious cuídate. - ¡Qué chistoso, la mexicana hablándole en inglés y él respondiéndose en español!
.....
- ¡Esa mujer! Me dijo que me imagina desnudo con ella. ¡Está loca! Realmente me salvaste de ella y agradezcou.
De repente saca su paraguas y me ofrece atajo con él. Yo le pido:
¡Me acompañas a tomar mi taxi? Ya sabes, la hora que es, la lluvia y por razones de seguridad.
-¡Oh claro! Y mira. ¡Ya está despejado el cielo! - Señalando la capa inferior de su paraguas. Qué tenía un azul hermoso y nubecitas....
La parada del bus...
Madrugada lluviosa...
¿Y el taxi? ¡Quien sabe! Jamás se le hizo la parada a uno en ese lugar y a esa hora... De hecho se desconoce el rumbo que tomaron esas dos personas después de haber estado ahí...



30 jun. 2014

¿Amor o falta de dignidad?

En mi pasado trabajo, el hijo del dueño de tal empresa (un junior desubicado e irresponsable) anda con una compañera (una michoacana algo guapa), el cuate en cuestión le pone el cuerno con cuanta decide, pero esta mujer digamos que se lo tolera. Todos en la empresa dicen que no es amor, que es interés. Y que la fulana y se da su importancia. Cuando llega o pasa cerca de cierto grupo, murmuran: "¡Ahí va la dueña!"
Independientemente de eso yo soy muy observadora. Al dueño de la empresa nunca le ha gustado para nuera, y hace todo lo posible para que su nene se aleje de ella, le mete a "prospectas más adecuadas", o a la hora de la salida en la cual ellos dos se van juntos, pues el señor entretiene a su hijo en su oficina un tiempo extra, ya sea platicando cosas del negocio o para tomarse un vinito. Y la tonta esta, esperando al chavo.... por horas. Lo chistoso del asunto es que no vive tan lejos. Cuando me tocaba salir tarde, me la encontraba ahí sentada y sola, y le preguntaba: ¿Que haces ahí tan sola mujer? -Pues ya sabes aquí esperando al muchacho. - Pero... Ya llevas hora y media así. ¡Que bárbara! ¡Adiós!
Y así muchas veces se repetía esa escena....
Será mucho pinche amor... pero yo en su lugar.... ¡Qué lo espere su pinche madre!
Esta situación me ha llevado a la reflexión, de que tan pacientes somos las mujeres al respecto, en este caso, bueno, aun son novios.
Pero... ¿Qué pasa cuando hay familia de por medio?

Al paso del tiempo la situación no cambia,

Lo mismo es, hace cincuenta años, el señor echándose sus pulques en la cantina por horas, pero previamente le dejó dicho a la señora y a su media docena de hijos que lo esperen afuera de dicho lugar y ahí tienen a la pobre señora con las bolsas de mandado esperando al marido... ¡Vaya "paseo" familiar! ¿Suena a guión de película a blanco y negro del siglo pasado? ¡No mis lectores! Esto fue real. ¿La señora en cuestión? Mi abuelita materna.

Ahora pasemos a los tiempos actuales, tengo una amiga, muy guapa ella, ex-modelo y ex- reina de belleza. Ella siempre ha soñado con tener la solvencia suficiente como para poder lucir lo mejor, y cuando digo lo mejor.... me refiero a que su anterior novio le insinuaba le regalara alguna joya de Cartier o de Tiffany. Y pues obvio, eso sólo quedaba en insinuaciones. E igual le gusta mucho la ropa de reconocidos diseñadores, pero pues el $ que gana no le da para ello. Pero de repente su suerte ha cambiado... ha conseguido un nuevo trabajo y en el cual conoció a un guapo millonario y ya se hicieron novios. Ahora mi amiga luce radiante, ya se le ve con unos vestiditos y zapatos de marca. Le mandan chofer que la vaya a dejar al trabajo, y hasta se queda en el pen-house del mono este. En buena onda me alegro por ella, pero...
Ahora nos tiene muy abandonados, el mono este ya me la tiene controlada. Yo creo que ya no es dueña de su libertad, me alega que se la pasa sola esperando a que el mono aparezca y tengan plan.

En estos tres casos que les cuento, ¿Ustedes que creen que aplica, la dignidad o el amor?

30 may. 2014

What a wonderfull world!! Cómo diría la canción...



- Amanece, me levanto y mi espinilla tropieza fuertemente con la esquina de la cama. ¡OUCH!
- Fingen invitarme el pasaje, lo compruebo por qué al bajar de la micro, el chofer me chifla que pague mi pasaje. ¡OSO TOTAL!
- Recuerdo una vez más que el niño hermético no me invitó a su super boda que será dentro de un mes.
- En mi anterior trabajo, ofrecieron a los empleados un viaje a Ixtapa por aniversario. ¡En mi actual trabajo tengo que pagar hasta el agua que bebo!
- Potenciales nuevos amigos (que conocí en mi trabajo actual), no lo son. Sólo han demostrado ser gente engreída y soberbia que no toleran que una vieja sepa más que ellos. ¿Dejavú acaso?
- Mi mami está muy malita. Creo que mi papi también.
- Desde hace años, nuevos comienzos me llaman a gritos y por cobardía no les hago caso.
- El “playboy” de mi trabajo me echó el ojo. ¡Qué horror! Está bien feo. ¿Qué le ven las compañeras? Esquivo gloriosa sus garrazos.
- Una pareja de entrañables amigos, rompe su noviazgo de años, veo pocas probabilidades de frecuentarlos a los dos (o con uno o con otro, con los dos no creo que se pueda). ¡Vaya dilema!
- Vuelvo a ir sola al cine a ver películas que me gustan (no puedo llevar a mi hija de tres años a ver violencia o sexo); si voy acompañada es para ver películas infantiles. Paso las botanas de contrabando (sic).
- Estoy tan miope, que ya no reconozco a los vecinos cuando me saludan en la calle.
- La colitis y la gastritis han vuelto. ¿Por qué? He abandonado el Yoga desde hace un año.
- Y le estoy dando largas a empezar el capítulo más importante de la novela que estoy escribiendo.
De ahí en fuera mi vida es bien maravillosa.

24 may. 2014

¡Se nos casa el niño hermético!

Y... no me invitó...
Me siento algo apachurrada la verdad, lo confieso. Por el face me entero en Octubre pasado que ¡Pum! Se comprometió... Sí... con la misma fulana. Y pues ahora también por ese mismo medio me entero que igual, la boda es en uno o dos meses. Yo chateo con él en el skype, comentamos y bromeamos al respecto, pero de invitarme... pos nada.
Según yo, ya había asimilado y anticipado el hecho de que no me invitarían. Pero al ver las pomposas invitaciones que posteó su gordis en el face, pues.... sentí feíto.
Van a tirar la casa por la ventana. La ceremonia será en la super hermosa iglesia de Apan y la recepción en una ex-hacienda aledaña.
El niño hermético me cuenta que hasta tuvo que vender el super Mazda que apenas había terminado de pagar, obvio, para poder solventar todos esos gastos y super lunota de miel que se vana a aventar.
quiero imaginarme que será internacional y toda la cosa. Porque a lo largo de su laaargo noviazgo se iban de vacaciones una o dos veces al año a destinos diversos, tales como Cancún entre otros. Así es que deduzco que la honeymoon será algo mejor.
¿Sueno envidiosa?
Pos confieso que sí... yo creo que es natural sentir eso...¡Vamos! Alguién que en su debido tiempo lo sentiste como el hermanito que no tuviste y que fue tu mejor amigo, se case con una fulana que aunque al principio te llevabas bien con ella y al final me cayó super mal.Y que así la fulana que te cae mal, le esté iendo de perlas.
¿Sueno rencorosa?
Pues si.... todavía sigo con cosas que ya tienen como 7 años de antigüedad, que ya no tiene caso obsecionarme con ellas.
Sólo espero que sea muy feliz el niño hermético que alguna vez fue mi amiguito.

21 abr. 2014

De cómo la vida nos trata diferente a cada quien. (O que acabada se ve mi prima)



Hace poco viboreando en el face, me encontré con una foto reciente de mi prima G (Aunque ella no use esta red social, gente que tenemos en común sí). Y pues tiene años que no la veo. Me dio por enseñarles la foto a mis compañeros de trabajo y preguntarles la edad que aparentaba, me dijeron en mayoría que más de 40, la opinión más favorecedora fue de 35. La verdad es que tiene la misma edad que yo, 32. ¡Y la neta se ve bien jodida la vieja!
Pues para mucha gente que nos conoce a las dos y la relación que llevamos de tiempo atrás pensarán que me alegra su situación (Tuvimos diferencias desde la aburrecencia)… Pues no. No me alegra, en lo absoluto. ¿Cómo es posible que se vea y esté así? Yo pienso que es cuestión de amor propio, llámenme egoísta, pero por poco dinero, tiempo o salud que tengamos; debemos de lucir… razonablemente bien (y en este caso, con tener la cara sonriente basta).
Yo tengo la creencia de que hay tres formas de arreglarnos.
- Para agradar a la pareja: ¡Bueno! ¿Quién no lo ha hecho? ¡Vamos! El amor es el amor. Y sobre todo cuando una anda noviando, o cuando empezamos a salir con alguien. Es válido.
- Para competir con las demás: ¡Ups! Está si duele. Pero es verdad. Yo creo que todas hemos caído en esta situación; ya sea en el trabajo, en una fiesta, en una reunión familiar o simplemente salir por cualquier cosa. Y seamos honestas, la mayoría se arregla por este motivo.
- Para nosotras mismas: No hay cosa más bonita que arreglarnos para nosotras mismas, sentirnos a gusto con lo que traemos puesto; y que nos valga madres lo que los demás opinen de lo que traemos puesto. Dirá la gente que se dedica a la motivación que así proyectamos mucha seguridad. ¿Será? ¡Un punto para las fodongas resignadas!
Pero bueno, ya me estoy desviando del tema, volvamos a lo de mi prima (fodonga resignada), de adolescentes aunque nos llevábamos al principio bien; éramos muy diferentes, ella era la de los galanes, y si varios chavos me hablaban era porque querían que se las presentara. Quiero pensar que su atractivo radicaba en su muy desarrollado y voluptuoso cuerpo, igual y gozaba de cierta fama en las rancherías aledañas a donde vivía. Cursamos el bachillerato en la misma escuela y por eso ella se fue a vivir a mi casa aquellos años. La llegué a envidiar, dado a las libertades que sus padres le daban. Podía ir a los bailes gruperos (dado en el entorno donde me crié, eran de las pocas diversiones a las cuales teníamos acceso), cosa a la cual mis padres no me daban permiso. Salía más a menudo con sus amigas, estaba en varios clubes de la escuela, etc…  Para no hacerla tan larga tenía acceso a más actividades en las cuales era posible que se diera conocer. Y sí. Repito la envidiaba, pero eso no impedía llevarme bien con ella y llegar a considerarlo como una hermana. Si no bien recuerdo creo que de ella ya he hablado en otro post. Igual el rencor añejo que nos llegamos a tener (y ya no se lo tengo y es neta) fue por un fulano, bien X el tipo, pero en su momento estuvo algo fea la situación.
Historia de la prima G: A ella lo que le dio en la madre fue el amor, perdió la cabeza y la dignidad por un ranchero que la pretendió cuando daba clases de primaria en una comunidad ubicada en lo más olvidado de Dios (léase CONAFE, noble opción para poder seguir tus estudios si no tienes $). Cuando ella ingresó por fin a la universidad en la carrera de contaduría, pensamos que se iba a olvidar de ese infame y que buscaría nuevos horizontes, mmmm, pues no, al vato este se le pasó la emoción por ella y nomás la tenía para entretenerse. Y así las cosas. Cuando este mono la mandó a freír espárragos, a la parienta se le bajaron los ánimos de todo; ya no se arreglaba como antes, su rendimiento en la escuela bajó y por lógica la dejó. De pura decepción fue a parar con el muchachón que fue su 1er novio (otro ranchero que es casi su vecino) se embarazó de él y …  ¡Pues con él se quedó!
Ahora: Tienen dos nenas (bonitas mis sobrinas, eso sí). Él le puso el cuerno a la primera de cambio, y se lo seguirá poniendo (me pregunto cómo le hace, si está feo el wey).  Ella muy realizada (por no decir conforme) de tener “una de las casas más bonitas del lugar”, y de que el hombre la tenga económicamente hablando: “bien” (“mija no lo dejes, te mantiene!”… filosofía de su machista madre(¡Ay mi tía!)).
Apariencia actual de la parienta en cuestión, robusta, corte de cabello de señora, cero maquillaje (el marido ya no la deja), indumentaria a prueba de los fríos y los aires que hacen en la zona (esta se la perdono), y por último tener que tolerar las invasiones de la familia del marido a su casa para cualquier evento; pero sin la opinión de ella, porque manda el marido y punto.
La mera verdad no me alegra que luzca tan mal. Digo. Al menos una sonrisa para no verse algo bien no?
Pondría la foto con la respectiva pixeleada en los ojos... pero igual y ya no quiero farolear a los protagonistas de mis post. ¡No vaya a ser!

15 abr. 2014

Señales de vida! Ajá!

Pos bueno! Que les cuento??? Que por fín ya me volvieron las ganas de escribir y que pronto vendrá este blog con cambios. Que agradezco quien aun sigue al pendiente de lo que he dejado de contar. Igual y espero que esto de los blogs no se esté muriendo... Les mando un abrazo!!! Dos años de ausencia! Caray!