7 may. 2015

Hablando de madrugadas II...

Seguimos caminando bajo tu paraguas de nubes...
- Mi apartamento está cerca. Oye. Tú amigo gay también me quería desnudo en su cama.
- Jajajaja creo que si.
- Caminemus. No mucho que ofrecer, mi casa es tu casa, cómo dicen ustedes los mexicanos, me gusta esa frase.
- Gracias A!
¿Cómo es el lugar de reposo de un nómada cosmopolita? En una zona bien comunicada y fresa. Cerca de un metro importante. Costoso, con conserje en puerta. Compartido con roomies, extranjeros también. Mobiliario algo vintage, por no decir viejo y pasado de moda, pero en muy buenas condiciones.
6 mudas a lo máximo en el closet grandísimo, 2 o 3 formales, otras 2 o 3 casuales con jeans, en una de ellas un sueter de alpaca comprado en Machu Pichu. 4 pares de zapatos. Una bicicleta muy costosa retrancada en la esquina.
- He recorrido casi todo el DF en ella, la compré con ese propósito. Sólo llevo 6 meses aquí, para arrancar mi negocio.- Lo dice checando continuamente en su I phone la aplicación diseñada para las ventas de naciente empresa. Me dice - Dale Like.
- Tenlo por seguro.
- Aún no podemos tener un ERP, pero, en dos años verás que te buscaré y tú me la instalas.
- Por supuesto A.
Horas después el sol nos sorprendió.
- Toma agua. - Me tendió una botella de bonafont.
- Gracias. ¿Qué metro tienes enfrente?
- Metro "N"
- ¡Pero que bonita vista de la ciudad tienes!
- Por eso me quede aquí. Oye, tengo compromiso a las 11.
- Lo sé, me baño y me voy. Agradezco tu hospitalidad.
¿Qué hay en su baño? Un jabón de ducha liquido(traido de su madre patria Europea). Un shampoo de la misma marca. Una sola toalla (WTF!!) y 4 cajas de analgésicos y digestivos (la comida mexicana le hace los mandados ¡Ajá!).
- Me he bañado, gracias por las atenciones. ¿Me das tu whatsapp?
- Claro. Me llamas cuando llegues.
- Ok. Bye,
Otros pocos encuentros parecidos ocurrieron.
Falta de tiempo.
Él va a muchas fiestas a las cuales yo no pide ir.
Me deja de invitar a ellas.
Conoce a G.
G es linda, ex candidata a reina de belleza de algún lugar de provincia.
Abogada egresada con honores de la uni más fresa del país.
Premiada por su desempeño en un bufete europeo, etc etc...
Ahora brindan juntos por su compromiso en su país de origen de él y en casa de sus padres.
Bloqueo su Whatsapp.
Fue un placer empaparme un poco de tu cultura A y de tu desapego.
Algo bueno me dejaste.




Recuerdos al escuchar esta canción...


Toda la bola comiendo garnachas en ese mercado... la mayoría a regañadientes, porque el fresa de J quería ir al restaurante más nice del pueblito mágico ese, pero al final el pozole y las quesadillas ganaron. Irónico, fue mi sugerencia y... yo no comí nada por falta de dinero, argumenté que ya había comido. Llegó una señora con su guitarra cantando baladas a nuestra mesa, honestamente todos la ignoraron. Pero él y y yo no, cantó esta canción y los dos nos vimos de frente, quizás imposibilitados de corresponder nuestro sentimientos.
Cuando la señora pasó el canastito para la cooperación voluntaria, sólo nosotros dos aportamos monedas y ocurrió el inolvidable primer roce (de muy pocos) que nuestras manos tuvieron...
Años después... fotos borradas... encuentros fallidos... relaciones a parte... vicios de su parte y sus consecuencias. Y unos dibujos que creo fervientemente en los cuales fui su musa (un desnudo y dos de rostro)... Amigos en común... fiestas en común... no más tú... no  más ganas de verme... arrepentimientos...
Ahora queda nueva gente y momentos por conocer para curar lo mucho o lo poco que alguna vez hubo.