20 oct. 2015

Otra despedida para el niño barbón.

Años así... Malos entendidos... Aclaraciones tardías... Terapia para superar esto. No hay olvido para ti, tantas despedidas que si no sé si esta es la definitiva... Tus reproches inmaduros.
No te olvidaré, y no te recordaré con desprecio. ¿Qué si tus amigos son mis amigos? Si. Pero no es por darte en la madre, son simples circunstancias. Aún te tengo presente, y eso que tú ya pasaste página. Amigos con derechos van y vienen, y lo que hacen es afirmar la memoria que mi cuerpo guarda de ti. Pretendientes, amistades, la vida pasa, es duro esto. Es difícil superarte...

No hay comentarios.: